Patrimonio Arquitectónico

Dentro del patrimonio artístico que atesora el municipio de Nava de la Asunción, destaca la Iglesia Parroquial "Nuestra Señora de la Asunción", situada en la Plaza Mayor, construída sobre lo que fue un antiguo templo románico. De ésta época se conserva la torre (a la que se añadiría el campanario), y la parte de la puerta de entrada, característica clásica del románico. El resto de la edificación se construirá en el siglo XVIII, y es un claro distintivo de "aparejo pinariego" (ladrillo y paños), salvo el cimborrio octogonal que solo es de ladrillo.

La iglesia tiene planta de cruz latina, formada por tres naves, más ancha y alta la central, coro en alto a los piés y un gran cimborrio en el crucero cubierto por falsa cúpula sobre pechinas y tambor de ventanas. Éste, como el resto de las cubiertas de la iglesia está elaborado con estuco y escayola. El retablo del altar mayor es obra del escultor segoviano Manuel Suárez, datado en el año 1740. La sacristía, situada junto al atrio, conserva un escudo de caliza procedente de otro lugar. La fecha de construcción no está determinada pero la primera referencia a ella data del año 1480. La nueva construcción está fechada en el año 1734. La pila bautismal que se encuentra en la iglesia pertenecía a una antigua iglesia desaparecida llamada Ermita de la Trinidad. 
Iglesia Parroquial "Nuestra Señora de la Asunción"

Iglesia Parroquial "Nuestra Señora de la Asunción"

Otra reseña dentro del patrimonio artístico del municipio de Nava de la Asunción es la Ermita del Santo Cristo de la Expiración, la única que queda en la actualidad de las tres que llegaron a existir en el municipio. Antiguamente se la denominaba "El Humilladero" que eran los lugares con una cruz o una imagen que había a las entradas de los pueblos y junto a los caminos. Está datada en el S. XVI y se va construyendo en diferentes fases, en función de las aportaciones que se van haciendo para la obra, de ahí los distintos estilos arquitectónicos: está construída con el tradicional "aparejo pinariego" y con influencias toledanas. En el siglo XVIII (1757) se edificaron la sacristía y el retablo y se pintó la cúpula. En 1773 se finalizó con la construcción de la espadaña y parte de la bóveda, con los materiales de la antigua Ermita de la Trinidad derruida en aquel momento e inexistente en la actualidad. Por último, fue totalmente restaurada en 1968 quedando tal y como está hoy en día. La restauración y la pintura de la cúpula es obra del pintor vallisoletano afincado en Nava, Eugenio Tejedor. 
Ermita del Santo Cristo de la Expiración

Ermita del Santo Cristo de la Expiración

Caño del Obispo

Caño del Obispo

Otro monumento con el que cuenta el patrimonio de Nava de la Asunción, es el Caño del Obispo, situada en la Plaza de su mismo nombre, mandado construir en 1683 por el Obispo Fray Sebastián. Es una fuente Manierista, compuesta por una esbelta espadaña de frontón partido, bolas herrerianas, líneas de imposta y un segundo cuerpo de pilastras presidido por su propio escudo de armas. Dice la leyenda popular, que Fray Sebastián así cumplió su promesa de dotar al pueblo con una fuente si llegaba a ser Obispo.
Monumento a Fray Sebastián de Arévalo y Torres; es una estatua situada en la Plaza del Caño, inaugurada en 1982, obra del escultor José María García Moro. Fray Sebastián de Arévalo y Torres, nacido en Nava el 31 de Octubre de 1619, Obispo de Mondoñedo y de El Burgo de Osma fue una de las figuras mas relevantes de la villa ya que gracias a él se llevo a cabo la construcción del "Caño del Obispo", además de aportaciones económicas con la finalidad de que su renta se destinara a las reparaciones y conservación de la fuente  y lo que sobrase se repartiera entre los pobres la Pascua de cada año. También obsequió a la parroquia de Nava en 1689 con un conjunto de candelabros de plata. Falleció el 20 de Enero de 1709 en la diócesis de El Burgo de Osma.
Monumento a Fray Sebastián de Arévalo y Torres

Monumento a Fray Sebastián de Arévalo y Torres

Casa del Caño, ubicada en la calle Fray Sebastián, su construcción data del año 1757 y se debe a una fundación de un mayorazgo de la familia "De Tobía". Esta fundación se efectuó mediante un testamento mancomunado donde se incluyó expresamente esta casa en la cual debía estar siempre el oratorio de los canónigos y otras pinturas y muebles. En su portada orna un escudo, es más antiguo que la propia casa ya que tiene fecha de 1680. Pasados los años y las generaciones, la casa en sus últimos tiempos pasó a ser propiedad de la familia Gil de Biedma, a la que pertenecía el famoso poeta Jaime Gil de Biedma sepultado en Nava de la Asunción y que murió el 8 de enero de 1990.
Casa del Caño

Casa del Caño

En honor a él se celebra el Premio Poético Internacional "Jaime Gil de Biedma y Alba" en Nava de la Asunción y el día del aniversario de su muerte se da a conocer cada año el fallo del jurado.

Por otro lado, en el núcleo pedáneo del municipio, Moraleja de Coca, se puede contemplar en la plaza del pueblo local su Iglesia parroquial construida con el tradicional "aparejo piraniego" de ladrillo y paños de mampuesto, disponiendo de un pórtico de ingreso en la fachada del mediodía y de una espadaña a los pies. Frente a frente a esta iglesia se puede ver un buen blasón en una fachada, y en esa misma calle un buen edificio, que nos aseguran fue un convento. 

Compártelo...